Sáb , 24 Jun 2017 · 9:18hs.
Santa Fe - Argentina - A. Latina
T: °C   H: % // extendido

Campañas

09.04.2014 06:00  » 

Santa Fe pierde rendimiento y se siente en la cosecha de arroz

De acuerdo a la información brindada por la entidad que nuclea a los productores de la provincia de Santa Fe “el sector arrocero va llegando a un final golpeado y las pérdidas alcanzan al 40 % del rendimiento esperado”.

Fuente: San Javier en Reflejos |

La Asociación Santafesina de Productores de Arroz (ASPA) considera una de las peores zafras arroceras de los últimos años debido a factores climáticos y la piricularia. Las perdidas rondarían los 280 millones de pesos. 

De acuerdo a la información brindada por la entidad que nuclea a los productores de la provincia de Santa Fe “el sector arrocero va llegando a un final golpeado y las pérdidas alcanzan al 40 % del rendimiento esperado”.

Las pérdidas para el sector es equivalente a 120.000.000 kg de arroz cáscara, $ 280.000.000 que no estarán en la cadena arrocera Santafesina en forma directa. 4.000 viajes menos de camiones. De las 48.000 has sembradas en la presente campaña, cerca de 2.000 has no se cosecharán. Estiman que el rinde promedio rondara los 4.000 kg/ha.

CAUSAS:

El clima jugó un papel preponderante en los resultados.

Al momento de preparación, siembra y emergencia del cultivo (fin invierno y principio de primavera 2013) las bajas temperaturas y déficit hídrico, causaron los problemas lógicos de malos nacimiento, con bajo stand de plantas. Además dificulto el control de malezas, con mayores costos y baja eficiencia en los tratamientos.

En noviembre se produjeron importantes precipitaciones inundando totalmente a los cultivos en estado de plántulas, teniendo que incurrir en costos extras a lo normal del cultivo.

 

Las altas temperaturas de los meses de diciembre 13 y enero 14, afectaron negativamente al cultivo, debido a la baja amplitud térmica, y baja fotosíntesis neta.

Desde febrero a la fecha las lluvias y las malas condiciones climáticas son incesantes, generando altos milimetrajes y numerosos días nublados (por encima de lo normal), que reducen la radiación solar y por ende los rendimientos potenciales del cultivo. Sin sol, alta humedad y temperaturas templadas, son el caldo de cultivo propicio para el desarrollo de la principal y más devastadora enfermedad que afecta al cultivo de arroz a nivel mundial: “Piricularia”.

Ésta enfermedad, según ASPA, llega afectar al 100% del cultivo, situación comprobada y ocurrida en la presente zafra arrocera.

Las lluvias que aún continúan, retrasan la recolección del grano, generando pérdidas de kg, calidad, desgrane, vuelco del cultivo con posterior inundación con las lluvias intensas.

El sector no está exento del alza de los costos de producción, pérdida de competitividad en el plano nacional e internacional.

Por último ASPA, señala que en la zona norte del área de producción, Colonia Teresa – Alejandra, el servicio de provisión de energía eléctrica de  la Empresa Provincial de la Energía, fue deficitario provocando retrasos en el riego y mantenimiento de la lámina de agua.