Dom , 17 Dic 2017 · 1:07hs.
Santa Fe - Argentina - A. Latina
T: °C   H: % // extendido

Humor

21.04.2015 06:00  » 

Cómo el café en cápsulas está cambiando el mercado

 

Fuente: Apertura |

Las máquinas para elaboración de porciones individuales de café, popularizadas por Keurig Green Mountain, son actualmente usadas por más de uno de cada cuatro estadounidenses y están alterando la manera de consumir la famosa bebida. Casi todas las marcas, desde Folgers hasta Dunkin's Donuts, se venden en cápsulas plásticas de 2x2 pulgadas que rinden una porción.

Son más eficientes que los recipientes de elaboración por goteo capaces de preparar 10 tazas, dejando una parte sin consumir que se desecha.

Si bien los estadounidenses siguen bebiendo más café que cualquier otra bebida excepto agua, la utilización más amplia de las máquinas de dosis individuales ha frenado el crecimiento de la demanda para un mercado que mueve US$52.000 millones en los Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo.

Esto afectó las ventas en momentos en que las amplias existencias de este producto básico han hecho bajar más los precios. “El mercado del café perdió a su mejor consumidor: la pileta de la cocina”, dijo Hernando de la Roche, vicepresidente primero en INTL FCStone en Miami. “Los tostadores nos dicen que el café para taza individual viene reduciendo la demanda”.

Caída de las ventas. El crecimiento del consumo en los 12 meses previos a septiembre probablemente bajará hasta 1,8 por ciento en los Estados Unidos y Canadá, por debajo de un 4 por ciento un año antes, dijo Kona Haque, responsable de investigación sobre materias primas en ED&F Man en Londres. “Ha habido una erosión del volumen en la categoría café en términos generales“, dijo John Boyle, director de operaciones en Massimo Zanetti Beverage Group USA, con sede en Portsmouth, Virginia, que fabrica los cafés Hills Bros, Chock full o´Nuts y Kauai.

Aproximadamente 27 por ciento de los consumidores tienen máquinas que elaboran dosis individuales, el máximo nivel hasta ahora, estima la Asociación Nacional del Café con sede en Nueva York, sobre la base de datos de encuestas. Otro 12 por ciento de los encuestados dijo que tiene planes “decididos” o “probables” de comprar las máquinas.
Keurig Green Mountain, con sede en Waterbury, Vermont, que según sus propias estimaciones, considera que 20 millones de sus cafeteras están en uso en todo Estados Unidos, dice que el gasto en café por comprador creció más que para cualquier otra bebida desde 2010, y que sus packs elaborados crecieron más del triple que las bebidas energéticas.

Las cápsulas individuales representan 12 por ciento del café vendido por los comerciantes minoristas estadounidenses, pero alcanzan un 36 por ciento de las ventas totales, según datos de IRI, una firma investigadora con sede en Chicago. Esto se debe a que cuestan más por libra que los granos o los cafés molidos.
Según algunos indicadores, la demanda está cayendo. Las ventas en los supermercados, farmacias y otros puntos de venta minoristas, sin incluir restaurantes y cafeterías, cayeron 1,4 por ciento en las 52 semanas previas al 22 de marzo, estima IRI. Salvo por las porciones individuales, las ventas cayeron en todas las categorías, desde los cafés molidos e instantáneos hasta los granos enteros, muestran los datos.