Dom , 20 Ago 2017 · 23:43hs.
Santa Fe - Argentina - A. Latina
T: °C   H: % // extendido

Argentina

28.09.2016 13:00  » 

Con 6.600 kilogramos por hectárea, Entre Ríos lidera los rindes de arroz

 En la Provincia fueron 71 mil las hectáreas sembradas con el cereal y la ubicó en el segundo puesto del ranking de cantidad de siembra. Villaguay es el departamento donde se concentra la mayor producción.

Fuente: Campo en Acción |

 Con gran éxito se realizó días atrás en el centro de convenciones de Concordia la XXVII Jornada Técnica Nacional del Cultivo de Arroz, organizada por la Fundación ProArroz y la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Noreste de Entre Ríos (AIANER). Allí se presentaron al sector las últimas novedades en materia de investigación y desarrollo, clima, economía y todas las variables que el productor necesita para planificar la presente campaña. Campo en Acción estuvo presente y entrevistó a organizadores y disertantes.

Francisco Peñalozza es técnico de campo para Entre Ríos y Santa Fe de la empresa Soluciones Agrofina. “Es una empresa joven pero con larga trayectoria, porque viene trabajando con otros nombres desde los años ´70 en el mercado nacional. Desde hace cuatro años, con el grupo Los Grobo, se logró evolucionar aún más como empresa”, dijo y añadió: “La empresa trabaja con un laboratorio de registro, un departamento de Desarrollo y otro departamento mayor, que es de Venta. Yo estoy a cargo de Desarrollo y somos cinco técnicos en la zona”, explicó.
Agrofina es una empresa muy fuerte en herbicidas y lo que hace es buscar muchos principios activos para poder paliar el problema de las malezas resistentes. En este contexto es que ya tienen posicionados varios productos para arroz, para la actual campaña: Propanil y Clomazone.

Flavio Galizzi es miembro del Proyecto SIBER de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos habló con Campo en Acción sobre el área sembrada de arroz y brindó un resumen climático campaña 2015- 2016.

“Si hacemos un ranking de los sitios con mayor cantidad de siembra de arroz durante la actual campaña, y desde hace unos años, viene ganando Corrientes con 88 mil hectáreas sembradas, le sigue Entre Ríos con 71 mil hectáreas, en tanto tercer, cuarto y quinto puesto es para Santa Fe, con 38 mil hectáreas, Formosa con 6 mil y Chaco, con 5.400 hectáreas”.
En cuanto a los rindes, lidera Entre Ríos con 6.600 kilogramos por hectárea aún pese a las inclemencias climáticas, le siguió Corrientes con 6.100 hectáreas y para destacar como rinde más bajo está la provincia de Santa Fe, con 4.700 kilogramos por hectárea.

Con 18.000 hectáreas Villaguay es el departamento en donde mayor cantidad de arroz se produce, de ese total unas 10.000 hectáreas se concentran en el distrito Lucas Sur, el distrito Las Tacuaras, del departamento La Paz es importante en producción, con 8.000 hectáreas.
Galizzi especificó que el tipo de arroz más sembrado es el largo fino (un 83% del total), le sigue el largo ancho (13%) y el resto de cortos completa la torta.
La variedad más sembrada, en tanto, es el Gurí Puitá (65%) y le sigue el Camba con un 35%.

“Por muy poquito el arroz se escapó del estado de desastre total a partir de las excesivas lluvias, y esto es porque ya había mucha superficie cosechada antes de entrar al 1 de abril. Aun así la situación complicó mucho la cuestión logística porque hubo muchas rutas cortadas”, mencionó el entrevistado.
Consultado sobre lo más beneficioso para el cultivo de arroz, año Niño o Niña, el profesional sostuvo que es La Niña. “El agua ya la tienen asegurada, y lo que necesitan es radiación. En años con presencia del fenómeno del Niño los días grises, sin sol se repiten y esto perjudica”, aseguró.

El ingeniero agrónomo César Quintero, profesor asociado de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER encabeza un equipo interdisciplinario que investiga la concentración de arsénico en el arroz producido en Argentina.

Sobre la temática dialogó con Campo en Acción y aseguró que la población puede consumir tranquilamente el arroz nacional porque se pudo verificar que las concentraciones de arsénico se encuentran muy por debajo de los límites establecidos recientemente por el CODEX
“A nivel mundial hay una gran preocupación por las comunidades que incluyen arroz en su dieta. El arsénico está en el agua, en todos los alimentos, pero particularmente el arroz se cultiva con mucha agua y por eso absorbe mucho arsénico. Nosotros hemos trabajado un tema que es novedoso, se arranca en 2010. Hay dos especies, unas son inorgánicas que son las que hacen daño, otras son orgánicas. Nuestros arroces tienen gran parte del arroz orgánico, que es el que no hace daño”, indicó el profesional. También destacó que en Argentina, a diferencia de otros países, el consumo de arroz por persona es bajísimo.

Quintero aclaró que: “Hay zonas de Entre Ríos donde puede haber altos valores de arsénico en el arroz. Hay variedades que absorben menos, entonces si se baja el nivel de riego se puede bajar a la mitad el nivel de arsénico. Es la alternativa más práctica, justo este problema se presenta en una zona de muy buen potencial como noreste de Entre Ríos y sureste de Corrientes. Estos valores altos pueden restringir las exportaciones de este grano y simplemente con reducir el agua en el estadio vegetativo se logra bajar abruptamente la concentración de arsénico y quedan dentro de los estándares internacionales”, indicó el ingeniero basado en las investigaciones que realizan sobre la temática desde hace años.
Nuevos cultivares de arroz

Investigacion y desarrollo de nuevas variedades
Alberto Lívore de INTA Concepción del Uruguay puntualizó sobre los lanzamientos de nuevos cultivares de arroz. “Estamos analizando las líneas promisorias. En ésta última campaña se hicieron en tres localidades y lo destacado de estos ensayos fue una línea de largo fino, que venimos evaluando hace varios años. En Entre Ríos tiene tolerancia a la Pyricularia sobre todas las razas. Tiene además una tolerancia en germinación a baja temperatura, lo cual puede posicionarlo para siembras más tempranas, tiene otra característica superadora que es una altísima estabilidad en la calidad, los rendimientos son similares a Gurí. En los ensayos mostró que tiene el ciclo y rendimiento de Gurí, pero mantiene una altísima calidad aún en condiciones ambientales o sanitarias que no sean buenas. Hablamos de calidad molinera y culinaria”, dijo.

Agregó: “Ésta nueva línea esperamos que el año que viene sea variedad, con esas características de resistencia al frío puede ser sembrada más temprano, permite tener una ventana de siembra más amplia y escaparle a las inclemencias de febrero con su variabilidad en cuestiones climáticas. E l segundo ítem a destacar en estos ensayos es una línea doble carolina. Los granos tienen una particularidad, han sido poco trabajados, estamos sembrado variedades de los años ´60 y tienen la debilidad de ser variedades que vuelcan, esta nueva línea tiene altísima calidad, muy buena calidad industrial y la gran ventaja es que es de menor porte, consecuentemente resistente al vuelco. El potencial está arriba de los 800 kilos”, especificó.


Actualización en nutrición de arroz
El ingeniero agrónomo Gerardo Larrocca, responsable técnico en Entre Ríos y Corrientes de Yara Nutrientes, presentó Actualización nutricional en el cultivo del arroz, durante la XXVII Jornada Técnica Nacional del Cultivo de Arroz, realizada en Concordia.
“Tenemos el compromiso de seguir buscando la manera de generar información para la toma de decisiones y empezamos a trabajar en esto que el año pasado mostrábamos, que es la eficiencia en el uso de nitrógeno cuando tenemos problemas de riego. En el caso de Nitrodoble es el fertilizante nitrogenado más eficiente, porque brinda una rápida respuesta por parte del cultivo ya que contiene nitrógeno inmediatamente disponible”, dijo.
En cuanto a las variables que agregaron en la presente campaña Larroca señaló: “Respecto de la anterior campaña se agregó la variable en urea. Antes la ensayábamos en condiciones ideales y atrasábamos la aplicación de Nitrodoble, este año lo medimos dando un poco de ventaja a la urea, aplicándolo en individuales momentos, por ejemplo aplicación y seis días después del riego y no se vieron diferencias significativas en lo que fue el rendimiento en esos dos tratamientos”, especificó.



Presente arrocero
Hugo Muller es presidente de la Fundación Proarroz y con Campo en Acción dialogó sobre la realidad de la presente campaña arrocera.
“Las jornadas coinciden con un momento muy especial. Se cumplen 25 años de iniciación de ProArroz, lo hicieron un grupo de personas pioneros de la institución. No sólo hay que ver el presente y futuro, es bueno ver hacia atrás, quienes fuimos y quienes iniciaron todo esto”, indicó.
Respecto de la campaña: “El productor hoy está lamiendo sus heridas, curándolas, no se ve un ánimo para aumentar fuertemente las inversiones este año. Si consolidamos el área y podemos pagar las cuentas el área se fortalece. Si empatamos lo que sembramos el año pasado estaremos conformes”, dijo el titular de ProArroz y agregó: “En Entre Ríos aún no comenzó la siembra de arroz. Estamos atrasados en la preparación, se avanza bastante bien por estos días. Esperamos tener un mejor año, el anterior fue muy duro”, concluyó.


Aumentar y mantener el rendimiento
Edgardo Arevalo es technical manager LATAM de Compo y habló con Campo en Acción sobre las herramientas para aumentar y mantener los rendimientos en el cultivo de Arroz
“La nutrición del cultivo explica gran parte del rendimiento final, a partir de que si uno llega a los niveles óptimos de nutrientes en las hojas se puede decir que desde el punto de vista de nutrición no hubo limitantes para el rendimiento del cultivo. Para tener una idea de cuales son las herramientas que tenemos disponibles hoy para evaluar cuál es la capacidad que tiene un suelo para entregar nutrientes a una planta, aquí tomamos un análisis de suelo como herramienta fundamental. La misma nos permite caracterizar el ambiente, es importante una vez que se hace esto comenzar a hacer análisis foliares, que nos permitan validar la nutrición del cultivo”, dijo.

La mayor ventaja del diagnóstico foliar es que, al tomar a la propia planta como solución extractora, permite una evaluación directa de su estado nutricional e indirecta de la fertilidad del suelo, ya que ningún extractante químico es capaz de representar lo que extrae una planta y saber cuál es la capacidad de abastecimiento de ese suelo.
“Aquel nutriente que se encuentre en menor proporción es el que estará limitando el rendimiento de la planta”, detalló.
Arevalo manifestó que en el caso del arroz: “Trabajamos con zinc. En Entre Ríos por la baja disponibilidad de este elemento en el suelo y la alta concentración de calcio en forma de carbonato genera una deficiencia extra. Estamos acostumbrados a tener el zinc como nutriente escaso, si ese nutriente lo uso vía foliar lo hago acompañado de los otros nutrientes, si mantenemos cierta proporción entre los macros y micros nos estamos asegurando que la eficiencia de uso de esos macros será mucho mayor”, sostuvo el entrevistado.